domingo, marzo 11, 2007

5 años después

Nuevamente es el tiempo el que me motiva a escribir, creo que ese es el leimotiv de este blog, el tiempo y sobre cómo pasa el tiempo por mi, por mi vida, por mis cosas, por la gente que conozco, sobre que hace frente a mis relaciones sociales, sobre mis ideas, sobre mi forma de ver el mundo, y bueno, aquí estamos denuevo.

Hace cinco años era el 11 de Marzo del 2002, era mi primer día de universidad. El día anterior había ido al "día de la cultura" en conmemoración de el primer o segundo año del gobierno de Lagos... Sin dudas era más maníatico que hoy, me desperté a la hora de siempre 06:00 am, con la radio, se encendió la radio y sonaba Nicole con "Viaje Infinito" (aun escuchaba la r&p) y me asusté, no me pareció la mejor canción para comenzar la universidad. Si bien entraba a las 10 de la mañana estaba tan ansioso que me fui con mi madre, hice el mismo recorrido de todas las mañanas de colegio (mi hermano iba hasta el colegio), tomé el metro en Pedro de Valdivia y me bajé en Moneda, caminé lo más lentamente posible la distancia entre Moneda y los Héroes, creo que me demoré 20 miuntos, llegué a la universidad. Di un par de vueltas, recorrí el edificio en el cual no había estado, ya a eso de las 9 no me quedó más que sentarme en una banca a esperar, creo que no andaba escuchando música.

Me senté en el patio de Erasmo Escala 1822 o de Almirante Barroso 40, da igual, es el mismo. Me senté en una banca casi al fondo del patio, aún no había casino panóptico, ni techo al fondo. Era un patio pequeño y yo miraba al norte desde mi asiento, detrás mio había un árbol que por la hora de la mañana no me lograba dar sombra. Supongo que leí el diario, "La Hora", el "Publimetro" no me gustaba(gusta). Miraba de reojo a la gente que había a mi alrededor, me preguntaba quiénes serían igual de nuevos que yo, quiénes me mechonearían, quiénes serían mis compañeros. En eso se sentó en frente mio un tipo de mi edad con un intento de barba, unos pantalones negros apretados que terminaban dentro de unos bototos hasta la canilla, usaba una camiseta apretada y tenía un corte punk, creo que mechones largos arriba y rapado abajo. Se sentó en la banca que estaba justamente al frente, se echó hacia atrás puso sus manos en su nuca con forma de comodidad, cruzó pierna izquierda sobre la derecha, respiro... fue casi un suspiro. Luego se echó hacia adelante y sacó un cigarro (si en esa época aun quedaban Life debe haber sido uno, sino belmont). Puso sus dos pies sobre el piso y se reclinó sobre su espalda, sacó un encendedor (o pidió prestado uno, no lo recuerdo bien), encendió su cigarro y continuó mirando a la gente, pero lo hacia desde otro ángulo, no los miraba como yo, no lo hacía de reojo, los miraba derechamente, pero tampoco los miraba derecho, los miraba como punk, desde la esquina de su barrio.

Yo lo miraba a él de reojo, tal como miraba al resto de la gente mientras intentaba resolver el puzzle de la hora (con el paso del semestre y las conversaciones con Valentina me volví un experto). Pensé en su forma de mirar y supuse que sería compañero mio. Para saberlo sólo quedaba dejar pasar el tiempo.

Llegaron las 10, tenia clases, no entendía bien que clase era, mi horario decía que tenía ayudantía de Introducción a la Sociología, subí hasta el tercer piso, a una sala que mira hacia el suroriente, en la actualidad ya no lo posee, pero estoy seguro que ese año el número de la sala era 305 (luego nos enviarían a una sala en el edificio de enfrente por Erasmo Escala). Éramos pocos en la sala, estaba el Punk, había uno rubio con una camisa de leñador y una polera de los miserables (Brian), creo que estaba la Javiera... Esperamos un rato, nadie hablaba con nadie, yo personalmente no me atrevía a mirar demasiado. Pasaron unos 10 minutos y llegó una mujer algo rubia con un acento centroamericano a decirnos que era la coordinadora académica, y que no tendríamos ese curso, que nuestras clases comenzaban el día martes 12, que para tener ayudantía de introducción a la sociología primero debíamos tener clases, y ello sería mañana martes, asique el próximo lunes recién tendríamos ayudantía. Terminó de hablar y nos pusimos de pie, en eso entró una niña atrasada, recuerdo la mochila celeste y no se porqué alguna especie de llavero de la UC. Yo me paré y salí de la sala, no miré hacía atrás ni hablé con nadie, caminé hacia la alameda y cruce la calle por debajo del metro, tomé una micro que subiera por Irarrázabal... no iba a mi casa, pero tampoco me interesa recordar a donde fui (evidentemente lo recuerdo).

El día siguiente fue desagradable, llegué temprano, creo que a las 8:00, tenía clases a las 8:30 y me había bajado del auto a las 7:40 probablemente (mi hermano había llegado a la hora al colegio). Recuerdo que subí hasta el cuarto piso caminando, con calma, llegué y me senté en el descanso a esperar la hora, comenzó a llegar la gente y muchos se saludaban, por lo que conversaban me di cuenta que serían mis compañeros, pero se conocían, ya fuera del verano, del colegio, tenían amigos comunes, algunos eran compañeros de curso y se molestaban por el sobrenombre (a uno hasta el día de hoy lo llamamos por su sobrenombre). Teníamos clases de Introducción a la Economía con Pedro Tejo, fue una lata, una sala no tan grande repleta de gente, a la cual le llegaba el sol todo el rato, entraba casi perpendicularmente porque recién aparecía el sol por santiago. La materia era fome, muchos conversaban aún del verano, hacia mucho calor.... Luego del recreo creo que nos hicieron una pequeña recepción en el patio. Estaba nuevamente la mujer del día anterior, ahí me enteré que se llamaba Elaine, aunque no fui capaz de dilucidar de dónde provenía su acento, creo que tomé jugo de melón tuna, conversé con algunas personas, al rato concí a Stefano, con el tiempo fui congeniando con personas y con otras no... aparecío la Karla, la Cata, el Angel, me enteré que el Punk se llamaba Rodrigo (inclusive supe que le decían Chino y algo tenía que ver con el destino postuniversidad del primer día), conocí a Valentina, a Francisca, Cristóbal, y me demoré como un semestre en unir todos los nn la ombres con todas las caras... incluso con algunos no lo conseguí, se fueron antes de que fuera capaz. Ese fue el 12 de marzo del 2002.

Cinco años después el punk pasó su imagen a su cerebro y desde ahí sigue igual de punk, me di cuenta que el tipo tenía más tezón que nadie, me hice amigo de él, y conversamos cada vez que nos encontramos. Ya no converso con las mismas personas del comienzo, aunque algunas se mantienen, Karla, Catalina, Valentina y Stefano. Justo cinco años despues del primer día de clases despierto pensando en que tengo que seguir preparando las clases... caigo en la cuenta que han pasado exactamente 5 años y que voy a hacer clases en la universidad a la que llegué... me demoré exactamente 5 años y un día... aunque las ganas de hacer clases vinieron cuando estaba en segundo y tenía clases con Delaire. Probablemente vinieron junto a mi primer 7 en la universidad. Entonces me demoré cuatro años, tres años y 10 meses... no lo sé. De todos modos es fuerte, me cuesta verme con 23 años y metido en este proyecto, evidentemente que me llama la atención que me pongo a pensar y me doy cuenta que da para mucho... pero también me he preguntado bastante si no será demasiado, si no iré demasiado rápido, si no estaré envejeciendo apuradamente. Me miro hace cinco años y me miro hoy y se que ha pasado mucha agua bajo el puente, se ha ido el delineador, se han ido los cortes a tijeretazos (algo queda, pero poco) han vuelto los amigos que casi perdí, se ha ido lo que me hacía mal, ha llegado una persona increible a mi vida, dejé de creer que quería cambiar la pobreza, dejé de creer en dios, dejé de ir a misa, dejé de tocar un sol en su primera inversión cada vez que agarraba una guitarra, dejé de tocar guitarra en todos los carretes o paseos o lugares, dejé el reinado del color negro... mucho ha cambiado. Volví a karate, me fui y volví de nuevo, sigo tomando hasta morir pero ahora algo de intencionalidad hay en ello cuando lo hago, disfruto de ir a la universidad y conversar con esas personas que me desagradaron en un principio porque se conocían entre ellos... creo que dejé de ser tan clasista. Ahora me leo los textos enteros, escribo mucho mejor, no uso icq sino msn, mi mail tiene mi nombre o algo relacionado conmigo, he ido a congresos, he escrito cosas sobre sociología, hice ayudantías (hago),me he dado cuenta que necesito imperiosamente aprender inglés, quiero aprender alemán antes que inglés, terminé todos mis ramos sin echarme ningún curso, fui mediocre cuando las cosas no me interesaban (eso no ha cambiado nunca me parece), fui obsesivo cuando me sobreinteresaban, aprendí que cuando me gustaba alguien era mejor actuar que hablar... y aquí estoy, estoy bien, con la duda de si voy muy rapido o no, pero fueron 5 años, 5 años exactos, cinco años y un dia, como una condena de cárcel (¿saldrá de la cárcel alguien mañana lunes, luego de estar cinco años y un día?)... insisto, no se si voy rapido, pero si estoy seguro que se cerró un ciclo, probablemete uno de los mejores, uno que extrañaré bastante... ¿se cierra el blog? no sé, es como si formara y no formara parte del ciclo. Estoy nervioso, mañana (hoy) Lunes 12 de Marzo, cinco años y un día después de haber ido por primera vez a "clases" a la universidad empiezo a hacer clases. Exactamente cinco años después de mis primeras tres clases (8:30 Introducción a la Economía; 10:00 Introducción a la Sociología; 11:30 Introducción al pensamiento filosófico) hago mi primera clase... sociología de la sociología, al menos el nombre suena bien.

Inspiral Carpets - Saturn Five
Weezer - Island In The Sun
Yeah Yeah Yeahs - Turn Into
The Strokes - Hard To Explain
Sean Lenon - Parachute
Radiohead - Karma Police
Mono - Life In Mono
Daft Punk - Veridis Quo

creo que son las canciones que pueden decir algo al respecto.

2 Comments:

Anonymous Valentina, la 2da. said...

que bueno está, me entretuvo. me encanta eso de acordarse de gente q ahora le hablas y son amigos en tiempos para atrás cuando ni se conocían. como tú, que cuando entré eras para mi el ñoño-bueno-para-hablar-en-clases. Bueno, lo sigues siendo. jaja
suerte filip en tu nueva ocupación. tienes madera. te irá bien.

7:12 p. m.

 
Anonymous Hannibal said...

En el centro, en el medio. Donde el punto deja de ser punto y se convierte en ficción.

Lo mas importante es mantener el recuero de ese día que despertaste y esa canción infinita, te acompaña hasta el día de hoy.

El versthegen universitario te transformo, y lo mejor de todo, sabes que es.. ya no tienes que ver a la vida de reojo, Ya la puedes ver de frente. Y eso pocas personas lo pueden hacer. Felicidades.

3:03 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home